¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<<Madrid

La Cuerda vista por
Jesús Sánchez Jaén

(licenciado en Historia y guia de montaña y viajes)

 
...
..
..., es una ruta excepcional, quiza de las más hermosas que pueden hacerse en la Sierra de Guadarrama ...
  ..

He hecho la Cuerda Larga varias veces, en diferentes condiciones climatológicas: con niebla, la primera vez, y me perdí en Loma de Bailanderos; con nieve, las últimas veces, provisto de raquetas; con mucho viento, que en algunos momentos era cegador por el polvo que arrastraba, e inaguantable en los collados; con todo ello junto (nieve, niebla y viento, el año pasado sin ir más lejos); y con calor, mucho calor. En cualquiera de las ocasiones la sensación principal es la falta de agua: hay que llevar al menos litro y medio por persona, y si el día es soleado quizá hasta dos litros. Cuidado con las nieblas, pues uno puede terminar bajando hacia la Hoya de San Blas o hacia La Pedriza en el afán de descender para librarse de tan incómodo cúmulo de nubes,
(mucho cuidado con descender hacia el norte porque en las laderas de Cabezas y Loma de Bailanderos suele haber hielo). Y desde luego concertar con alguien la recogida en el Puerto de la Morcuera, porque si no, después de la caminata quedan seis u ocho kilómetros (por la carretera o por camino) hasta llegar a Miraflores para coger el autobus de regreso.

Pese a todo, es una ruta excepcional, quiza de las más hermosas que pueden hacerse en la Sierra de Guadarrama, aunque en los últimos años las vistas se han afeado por la imparable presencia, en los valles, de urbanizaciones horribles y voraces, que están destruyendo los ecosistemas del pie de monte.

© Jesús Sánchez Jaén
septiembre 2002